Warning: A non-numeric value encountered in /customers/e/b/7/adelgazasindieta.es/httpd.www/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5763

Llega septiembre y con él la vuelta a la rutina después de las vacaciones. La ropa parece que te aprieta un poco más tras los excesos del verano y decides que vas a ponerte a dieta y perder esos kilitos de más.

Qué vas a hacer? … lo que hace todo el mundo?? no cometas los errores de siempre…

Error 1. Voy a apuntarme al gimnasio

gimnasioHacer ejercicio es estupendo y excelente para tu salud, pero no te apuntes al gimnasio si tu único objetivo es perder peso. Lo asociarás como algo que te hace sufrir y abandonarás. Es evidente que si no estás acostumbrado a hacer ejercicio al principio bajarás peso, pero todo ese esfuerzo no servirá de nada si no lo acompañas con una buena alimentación. Come bien y haz deporte, y por cierto no tiene por qué ser en el gimnasio, también puedes hacerlo en casa o al aire libre. Si tienes que hacer algo intenta que sea de la forma más agradable para ti. Será más fácil que tengas éxito. Te gusta el gimnasio? genial – no te gusta? busca otro sitio donde ejercitarte, pero recuerda, solo hacer deporte no solucionará tus problemas.

Error 2. Voy a ponerme a dieta estricta

dietaCambios radicales no van a ayudarte. Sufrirás estrés y ansiedad por no poder comer todo aquello que “te has quitado”, te costará más mantenerte alejado de esas tentaciones y no aguantarás mucho tiempo. Las dietas estrictas no son fáciles de mantener en el tiempo. Haz pequeños cambios en tu alimentación pero poco a poco…. Un objetivo a la semana por ejemplo, cosas que sepas que podrás cumplir y que te motivarán a seguir haciéndolo porque no fracasarás. Si comes tres donuts a la semana empieza con dos, ponte un plato más pequeño o camina un poco más si no haces ejercicio físico…lo que sea, todo suma.

Error 3. Voy a tomar suplementos para perder peso

suplementosEl simple hecho de tomar pastillas o sustituir comidas por batidos no van a hacer que pierdas peso de forma duradera. De hecho pueden ser perjudiciales, primero porque no estás llevando una alimentación sana, segundo porque en poco tiempo recuperarás lo que has perdido y algún kilo de propina (además de haber conseguido que tu metabolismo se ralentice – justo lo contrario de lo que querías) y tercero, que no último, lo más probable es que si no haces ejercicio el peso que pierdas será por pérdida de músculo, que no de grasa.

Estas cosas que la gente hace una y otra vez no funcionan – si realmente fueran eficaces no tendrían que volver a hacerlo no te parece?

Ya conoces eso de que si siempre haces lo mismo siempre tendrás los mismos resultados.

Pierde peso de forma correcta, no tomes medidas radicales que lo único que conseguirán es frustrarte y dañar tu cuerpo.

Haz que sea fácil y definitivo, acude a un profesional que te ayude a identificar qué es lo que te impide adelgazar, qué es lo que estás haciendo mal y cómo puedes ir cambiando esos malos hábitos sin someter a tu cuerpo a duras restricciones ni a estados de ansiedad. Y lo que es más importante, que te enseñe nuevos hábitos fáciles de aplicar en el día a día para que esa pérdida que logres sea duradera en el tiempo.