Warning: A non-numeric value encountered in /customers/e/b/7/adelgazasindieta.es/httpd.www/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5763

Los kilos de más no son una señal de salud, pueden ser peligrosos.

sobrepeso infantil

Según el informe anual publicado en 2015 por el Sistema Nacional de Salud de España, un 27,8% de niños entre 2 y 17 años padece obesidad o sobrepeso. Un índice que por primera vez se sitúa por encima de los valores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Uno de cada 10 niños españoles tiene obesidad, y dos sobrepeso.

Si no actuamos a tiempo los niños pequeños obesos se mantendrán obesos durante la infancia, la adolescencia y la edad adulta. Esto va más allá de un simple problema estético. La obesidad infantil está asociada a una amplia gama de complicaciones de salud graves como cardiopatías, resistencia a la insulina (signo temprano de diabetes), trastornos osteomusculares como la artrosis, etc.

Elegir bien los alimentos que damos a nuestros hijos es crucial para establecer sus futuros hábitos. Alimentarlos con productos hipercalóricos y con altos contenidos en grasas hidrogenadas, azúcar y sal es uno de los principales factores que propician la obesidad infantil. Cuanto antes le des a probar el azúcar más difícil te resultará darle después alimentos de verdad, no le sabrán “a nada”.

Los niños en edad escolar y los adolescentes deberían:

  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos crudos o tostados
  • Realizar actividad física con regularidad
  • Limitar la ingesta energética procedente de grasas y azúcares (alimentos procesados)

 

kilosLos dos primeros puntos están claros, pero respecto al tercero… cómo podemos lograr que nuestros hijos coman menos azúcar?. En mi opinión el problema principal está en los desayunos, que suelen ser rápidos, escasos e incompletos, y en las meriendas, en las que muchas veces tiramos de galletas o bollería industrial para que el niño “coma algo”.

La OMS recomienda que el consumo de azúcar no supere el 10% del total de las calorías diarias. Sólo 5 de las galletas que damos normalmente a nuestros hijos ya superan este porcentaje, de verdad tu hijo no come más azúcar en todo el día? Imposible.

 

Por este motivo hoy te voy a ofrecer algunas alternativas saludables para estas comidas, que tú mismo podrás variar en función de los gustos de tus hijos.

 

Bocadillo + Vaso de leche entera:
  • Sandwich de pan integral con tomate y aguacate
  • Bocadillito de pan integral con jamón y queso, con tortilla, con atún y tomate, con aceite y pavo…
Tostadas + Vaso de leche entera:
  • Rebanada de pan integral con aceite de oliva y fruta
  • Rebanada de pan integral con requesón untado y láminas de pera
  • Pan integral con aceite de oliva, nueces y pasas
Batidos:
  • Yogur vegetal sin azúcar o yogur natural y fruta de temporada (añade frutos secos y una onza de chocolate negro – más del 70%)
  • Yogur griego con un melocotón, medio plátano, 2-3 cucharadas de avena y ralladura de chocolate negro por encima
  • De fresa y plátano
Fruta:
  • Piña y naranjas troceadas con canela o cacao puro desgrasado espolvoreado
  • Fruta en trozos con yogur natural
Cereales – nada de choco krispis: copos de maíz, arroz, trigo sarraceno, avena, espelta, cebada, quinoa…:
  • Copos con yogur y manzana
  • Copos con leche, cerezas cortadas, cacao puro desgrasado y canela
Delicatessen:
  • Fruta bañada en chocolate negro y avellanas: Elige fruta de temporada, chocolate negro (mínimo 70%) para fundir y un puñado de avellanas. Funde el chocolate y cuando esté líquido introduces un trocito de fruta pinchada con un palillo. Añade por encima las avellanas trituradas y mételo en el frigorífico. Sirve frío.
  • Palitos de manzana con canela y yogur: yogur natural o griego natural, manzana y canela en polvo. Corta un cuarto de la manzana en cuadraditos pequeños y échalas en un vaso. El resto de la manzana córtala en palitos. Vierte el yogur en el vaso y espolvorea con canela. Usa los palitos de manzana como cucharillas.
  • Yogur con frutos rojos: uno o dos yogures naturales o queso fresco y frutos rojos. Puedes añadir nueces, almendras y/o copos de avena. Los frutos rojos se conservan muy bien congelados así que puedes comprar, congelar y tener disponibles.

 

Y para los más hambrientos qué me dices de unos huevos revueltos con jamón o una tortilla francesa con aguacate?

Otro día os daré opciones para hacer pizzas y hamburguesas saludables que os sorprenderán gratamente. Y si tenéis alguna petición especial ya sabéis, dejarme vuestros comentarios y estaré encantada de responderos.

Ayuda a tus amig@s a que tengan hij@s sanos compartiendo este artículo.

 

Esta web utiliza cookies, pero no de las que tienen pepitas de chocolate. Si continuas navegando aceptas su uso. Política de cookies    Ver