Warning: A non-numeric value encountered in /customers/e/b/7/adelgazasindieta.es/httpd.www/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5763

Dormir ayuda a adelgazar, y no, no es un sueño 🙂

De hecho hay muchos estudios que relacionan la falta de sueño con la obesidad y la diabetes entre otras enfermedades.

La falta de descanso hace que se altere el funcionamiento del hipotálamo. Se aumentan los niveles de una hormona llamada grelina – que aumenta el apetito – y se disminuyen los niveles de la hormona antagónica, la leptina – que le dice al cerebro que ya estamos satisfechos al comer. Por este motivo las personas que duermen menos tienden a comer más.

Además al estar cansados nos sentiremos más atraídos por los azúcares y los carbohidratos de absorción rápida; el cuerpo necesita un “subidón” de energía para espabilarnos. Así que acabaremos lanzándonos a por las galletas, chocolates, dulces… y ya sabemos a qué nos conduce eso.

La falta de sueño es una forma de estrés. Cuando estamos estresados el cuerpo produce cortisol, que aumenta el nivel de azúcar en sangre. El cortisol además es antagónico de la serotonina, que entre otras cosas regula nuestro estado de ánimo y nos induce al sueño.

La serotonina es responsable de que la fisiología de la persona sea la adecuada para el sueño. Si la serotonina no hace su trabajo adecuadamente la persona no podrá dormir bien a pesar de cualquier esfuerzo.

Por si este desastre hormonal fuera poco, si estamos cansados estaremos menos dispuestos a hacer ejercicio. Entrenaremos con menor intensidad, el entrenamiento será mucho menos efectivo, y nuestros esfuerzos habrán sido en vano.

En definitiva, si no dormimos bien vamos a ingerir más calorías y a gastar menos. Ganaremos peso.

Mientras dormimos se libera la hormona del crecimiento, necesaria para crear nuevos tejidos y para la regeneración muscular. La hormona del crecimiento induce la salida de los triglicéridos del tejido adiposo (la grasa almacenada) hacia la sangre para que puedan ser utilizados en otros tejidos, como en el tejido muscular que se está regenerando.

Este proceso consume mucha energía, por eso cuanto más músculo tenemos más aumenta nuestro metabolismo.

En resumen:

La falta de sueño disminuye la cantidad de leptina y aumenta la cantidad de grelina y de cortisol, lo que hace que:

  • Aumente el apetito y por alimentos menos sanos
  • Haya más cantidad de azúcar en sangre
  • Aumente la posibilidad de volvernos resistentes a la insulina
  • Quememos menos grasa
  • Perdamos masa muscular
  • Entrenemos con menor intensidad
  • Nos sintamos cansados y de mal humor

El sueño reparador eleva los niveles de hormona del crecimiento, disminuye la grelina y el cortisol, y aumenta la leptina y la serotonina, lo cual:

  • Regula el apetito
  • Reduce la cantidad de azúcar en sangre
  • Facilita el uso de la grasa acumulada
  • Facilita la regeneración muscular
  • Nuestro entrenamiento será efectivo y quemaremos más calorías
  • Mejorará nuestro estado de ánimo y nos sentiremos con más vitalidad

La recomendación general es dormir 8 horas, de todos modos eso dependerá de cada persona. Si te levantas cansado por la mañana, sientes que no has dormido lo suficiente o que no ha sido un sueño reparador, intenta mejorar ese aspecto de tu vida, verás que es más importante de lo que parece.

 

 

Esta web utiliza cookies, pero no de las que tienen pepitas de chocolate. Si continuas navegando aceptas su uso. Política de cookies    Ver