Cetogénica, paleo, vegana, lactovegetariana… hay una enorme variedad de opciones, dietas o incluso para muchas personas estilos de vida.

Pero cuál es mejor? Cuál es la que realmente funciona? A veces nos dejamos llevar por una moda, o porque un amigo está haciendo “ésta” y le va fenomenal, pero adoptar una dieta como un nuevo estilo de vida tiene que ser por un motivo con una base más sólida, no te parece?.

 

hambreVeamos, cada dieta es diferente, al igual que cada persona es diferente. Lo que a unas personas les funciona a otros puede resultarles un auténtico calvario y lograr el efecto contrario. Ninguna dieta es mejor que otra, solo tienes que encontrar la que a ti te haga sentir mejor.
No te va a resultar sencillo hacerte vegano si adoras la carne, ni llevar una dieta low carb si no puedes vivir sin hidratos. Como ya hemos comentado muchas veces, si haces algo con lo que no te sientas cómodo o te suponga un sacrificio, acabarás fracasando.

 

No hay ninguna dieta que sea la mejor y la más adecuada para todo el mundo.

 

Dependerá de tu complexión física, de tus gustos, de tu presupuesto (la comida orgánica puede que no sea accesible para todo el mundo), del tiempo que tengas para dedicarle a la compra y a la cocina… Es posible estar sano y saludable con una dieta rica en carne, rica en vegetales o rica en hidratos. Por qué? Porque todas estas estrategias nutritivas, si están bien hechas, tienen muchas cosas en común:

  • El hecho de seguir un estilo de alimentación te va a llevar a que tengas que prestar más atención a lo que comes. Esto ya de por sí  es un factor clave para perder peso y mejorar tu salud
  • Una dieta paleo, vegetariana o una dieta low carb se basan en alimentos más naturales; carne de animales alimentados con pastos, vegetales ecológicos o alimentos poco procesados. Cuanto más natural sea tu alimentación más ganará tu salud, los nutrientes serán de mejor calidad y dejarás atrás la comida basura
  • Te ayudan a controlar el apetito. Al preocuparte de lo que comes buscarás comida de calidad, tu alimentación será más equilibrada y eliminarás los déficits nutricionales, que es lo que te hace tener hambre en todo momento. Necesitarás comer menos, te sentirás saciado
  • Todas promueven el ejercicio físico

Una dieta o una forma de alimentación te tiene que hacer sentir bien, física y mentalmente. Las digestiones deben ser fáciles y tienes que sentir que estás lleno de energía.

Si estás perdido o no sabes muy bien qué podría funcionar contigo busca a un profesional. Un buen profesional escuchará tus necesidades, cómo vives, lo que es realmente importante para ti, tu familia, tu trabajo… te ayudará a crear la dieta apropiada y específica para lograr tus metas, dentro de tu estilo de vida.